Dentro de la comunidad, Valencia fue la provincia que emitió más facturas, el 3,43% del total nacional, seguida de Alicante, con el 1% y Castellón, con el 0,5%. En recepción, Valencia recibió el 2,89% de las facturas del total nacional seguida de Alicante, con el 2,13% y Castellón, con el 0,79. %. El estudio refleja una importante variación porcentual a la baja de 3,2% en la emisión de facturas de la Comunidad Valenciana respecto a 2018, si bien el porcentaje se mantiene prácticamente igual en recepción.

Las empresas valencianas muy activasDe acuerdo con el estudio, en el capítulo de empresas emisoras, las de Valencia representan el 6,47%, las de Castellón el 3,55% y las de Alicante, el 1,46%. En recepción, las empresas de Valencia registran el 4,66% del total, las de Castellón el 1,81% y las de Alicante el 1,73%.

Datos nacionalesSegún el Estudio, el número de facturas electrónicas procesadas en 2019 en nuestro país ascendió a 206.464.053 documentos, un 13,51% más que en 2018. Del total, 171.773.817 documentos -un 6,1% más que en 2018- corresponden a transacciones entre empresas (B2B), 22.292.891 a operaciones entre empresas y las administraciones públicas (B2G) y 12.397.345 a ventas de empresas a particulares (B2C).

Gracias al uso de la factura electrónica, en 2019 se ahorraron más de 1.600 millones de euros en la gestión de facturas emitidas y recibidas, y el equivalente en horas de trabajo de más de 442 años laborales. Además, se generó un impacto medioambiental positivo cercano a la superficie forestal del Parque del Retiro al eliminar el papel de facturas, sobres, etc. Según el estudio, el coste medio de recepción de una factura es de 7,22€ en papel y 2,27€ en digital y en emisión de 4,45€ en papel y 1,64€ en digital.